Reforma de cocinas Gijón

Esta es la gran pregunta que siempre nos hacemos cuando nos metemos en una gran obra: ¿qué voy a necesitar?, ¿cómo lo busco?, ¿alguién me puede asesorar?, ¿cómo sé que lo que estoy eligiendo es lo que realmente necesito?

Cuando decides reformar tu cocina, lo primero que tienes que pensar es en que la cocina es una de las estancias que menos reformas sufre a lo largo de la vida de una casa y sin embargo, en muchas viviendas españolas, es donde mayor tiempo se pasa. Es por esta razón por la que lo más aconsejable es ponerte en manos de expertos reformistas y diseñadores que te asesorarán en todo momento en función de tus necesidades y gustos y le sacarán el máximo partido y rendimiento a tu estancia.  

En Reformas Rondera en Gijón te ayudaremos a que encuentres la cocina que tanto deseas con la mejor calidad y funcionalidad

Si estás pensando en reformar tu cocina y no sabes qué es lo primero que tienes que tener en cuenta o por dónde empezar, a continuación te daremos unas pequeñas pautas que esperamos que os sirvan de ayuda

Qué estilo de cocina elijo para mi reforma

Lo primero que tienes que pensar cuando decidas ponerte manos a la obra con la reforma es qué estilo es el que le quieres dar a tu cocina. Sin embargo, aunque te guste un estilo de cocina, ten en cuenta que éste también debe llevar una concordancia con el resto de las estancias de tu casa. No deberías tener una cocina moderna si el resto de tu casa tiene un estilo rústico, ni viceversa.

A continuación te vamos a exponer varios estilos de cocinas. 

Cocina estilo Nórdico

El blanco y la madera son los colores que prevalecen en este tipo de cocinas.  Azulejos brillantes, muebles blancos y encimeras color madera. Si tienes una cocina con poca luz pero a la vez quieres sentir la calidez de la madera, este estilo es tu mejor opción.  

Cocina estilo Rústico

La madera natural, sobre todo el roble, es el material que prevalece en este estilo de cocinas. Aunque actualmente hay muchas melaminas que imitan a la madera natural, si quieres conseguir un aspecto auténtico de cocina rustica lo mejor es que utilices maderas naturales tratadas. Para maderas oscuras se suelen combinar con encimeras de piedra claras. Para maderas claras (blancas) se suelen combinar con una encimera de melamina imitación madera.  

Cocina estilo Moderno

Las piezas fundamentales en este tipo de cocinas son los elementos decorativos. Los muebles son sin tiradores o con tiradores ocultos para causar sensación de líneas rectas y uniformes. 

Los azulejos para la cocina son importantes 

En muchas ocasiones, nos encontramos con tiendas de azulejos o grandes almacenes de venta de azulejos donde nos intentan vender el azulejo de oferta o el que ha salido nuevo al mercado sin contarnos cuál puede ser mejor dependiendo de nuestra estancia. 

Está claro que en los últimos años la tendencia ha ido cambiando mucho. Hasta hace unos 10 años, el mayor formato en azulejos de baño o cocina que podíamos encontrar era de 30×60 y de canto redondeado. Sin embargo, actualmente podemos encontrar hasta formatos de 40×120 o incluso materiales porcelánicos de 1mm que podemos cortar a la medida de nuestras paredes haciendo desaparecer así las indeseables juntas.  

Tres son los factores que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir los azulejos para la reforma de tu cocina: El tipo de pasta, el formato y si lo queremos rectificado o canto romo.

  • En cuanto al tipo de pasta, podemos encontrar azulejos de pasta roja y pasta blanca. La diferencia entre uno y otro radica en que en un azulejo de pasta blanca destacan más los colores claros; los blancos son más puros. 
  • En cuanto al formato, dependiendo de cada casa, podemos encontrarnos multitud de tipos diferentes. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que a mayor formato, menor número de juntas tendremos en la cocina. Las juntas son las que más suciedad y grasa acumulan de toda esta estancia por lo que reducir su número, además de causar mayor amplitud en la estancia, nos facilitará mucho más la limpieza. 
  • Tipo de acabado: tenemos que pensar si lo queremos rectificado o no. El canto rectificado es un canto recto que permite colocarlo a 5 mm entre azulejo y azulejo por lo que la junta es apenas inapreciable. Para poder colocar este azulejo tienes que contar con un albañil experto que cuente con el material necesario para su instalación.  

Cómo elegir los muebles para la cocina

Está claro que el tipo de estilo que nos guste para nuestra cocina podrá condicionar el tipo de puerta que tenemos que elegir para los muebles cuando reformamos o elegimos nuestra nueva cocina.  

Puertas laminadas cuatro cantos

Este tipo de puertas es el más común que vemos en las cocinas de las grandes superficies tipo Ikea, Leroymerlin, Bricorama, etc. Estas puertas son una composición de aglomerado con una melamina imitación madera y otros estilos, y está canteada a cuatro cantos con cantos en PVC. Este tipo de puestas suelen ser las más económicas. 

Puertas de PVC

Este tipo de puertas están hechas de una madera MDF (o DM) sobre el que se le pega PVC con diferentes acabados. No son muy aconsejables de colocar en las cocinas ya que si no te aseguras de que el fabricante utiliza un buen encolado y no realizas un buen mantenimiento, es muy probable que se acabe despegando a los pocos años.

Puertas de madera natural o rechapado

Este material, al tratarse de una madera viva, suelen perder el color e hincharse un poco con el paso tiempo. No obstante, con un buen cuidado son las que mayor durabilidad pueden generar. 

Puertas de laminado postformado

La composición es la misma que la puerta cuatro cantos, solo que a diferencia de ésta, no lleva ningún canto de PVC pegado. Esto lo que hace es darle mayor resistencia frente a la humedad, ya que permite que este no penetre tanto en la madera. 

Puertas lacada

Sobre una base de MDF se laca en mate o brillo los colores que se deseen. Este tipo de puerta puede llevar también un acabado a 4 cantos o postformado.  

Ideas para reformar una cocina

Cuando estás haciendo un cambio en tu cocina, siempre se tiende a buscar información por internet, ideas o consejos que nos ayuden a tomar las mejores decisiones a la hora de diseñar nuestra cocina

Por nuestros años de experiencia, nos hemos dado cuenta de que lo mejor que puedes hacer es ponerte en manos de expertos profesionales y decirles qué es lo que necesitas. Ellos sabrán en todo momento qué accesorio o material es el que mejor puede cubrir esa necesidad y darte la solución que buscas.

Utiliza muebles funcionales

Cada vez tenemos más accesorios disponibles para nuestra cocina que supuestamente nos hacen la vida más cómoda y accesible pero no siempre puede ser así. Cuando vayas a tu asesor o reformista déjale claro cómo cocinas, qué muebles son los que usas y cuáles no y qué es lo que echas en falta. De esta manera podrá aconsejarte sobre cómo distribuir y elegir todos los elementos de tu nueva cocina.  

Tengo una cocina grande

Si tienes una cocina con suficiente espacio, una solución ideal es poner una isla. La isla es un elemento de trabajo extra donde colocar la placa o el fregadero y con multitud de funciones. Es un sitio práctico para trabajar con los alimentos y además puede servir como mesa de desayuno o reunión si no sois muchas personas. 

Si tengo que reformar una cocina pequeña

Si por el contrario tienes que reformar una pequeña cocina, lo primero que tienes que tener en cuenta son los electrodomésticos. Para las cocinas pequeñas es conveniente saber de cuánto espacio de almacenaje disponemos para poder distribuirlo de la mejor manera posible. En este tipo de cocinas lo aconseja es poner el horno debajo de la placa y aprovechar al máximo toda la encimera que podamos tener. 

Si te gustan los colores llamativos o las maderas, es aconsejable que siempre los coloques en los muebles de abajo dejando los muebles de arriba de color blanco siempre, para que la luz se proyecte y genere amplitud en la estancia. 

Qué encimera utilizar

En este punto el presupuesto con el que contemos juega un papel muy importante. Las encimeras de Silestone (cuarzo), Dekton (cuarzo con porcelana y vidrio) o Sensa (Granito) son mucho más caras, pero a la vez más resistentes frente a rayaduras, impactos, manchas y agua respecto a las encimeras de formica. Sin embargo, estas últimas representan el tipo de encimeras más económicas y frente a presión son más resistentes que las encimeras de cuarzo o granito. 

Reformar una cocina sin hacer obras 

Hasta ahora, os hemos dado consejos sobre cómo reformar vuestra cocina pero siempre partiendo de la base de que utilizaríamos la ayuda de un albañil y quitaríamos los muebles, pero ¿y si no queremos poner la casa patas arriba y sólo queremos darle un lavado de imagen a nuestra cocina? Hoy en día hay multitud de materiales que nos permiten cambiar por completo nuestra cocina sin necesidad de grandes obras o reformas.

Pintura para azulejos

Una opción fácil y muy económica de darle un lavado de cara a nuestros azulejos es pintándolos. Para ello existen pinturas especializadas con diferentes efectos. Podemos darle un acabado tanto mate como brillo. 

Azulejos vinílicos

Este material es muy socorrido para hacer una obra de estas características. Puedes encontrarlos tanto autoadhesivos como para pegar con una cola especial (los más recomendados para estas estancias). La características principal de este material es que son de PVC y por tanto repelen el agua, lo que los hacen ideales para colocar en lugares como la cocina o el baño. Además, actualmente los tenemos disponibles en multitud de acabados y diseños (rústicos, tipo hidráulico, lisos, imitación cemento…).

Tarima vinílica para suelo

Su material es muy parecido a los azulejos vinílicos. Se colocan mediante sistema clip (como la tarima convencional). La principal ventaja que tienen es que al ser de PVC repele el agua, por lo que para cocinas y baños son el material perfecto si no quieres hacer obra. 

Dale una nueva vida a los muebles pintandolos

Muchas veces nos ponemos a hacer obra y a tirar lo que nosotros consideramos “los muebles viejos” cuando a lo mejor con una mano de pintura podemos darle un lavado de cara. Si la habitación es pequeña o los muebles son oscuros, píntalos de un color claro (blanco o gris) para darle luz y profundidad a la habitación. 

Cambia los tiradores

Si no quieres llevar los muebles a pintar y no te consideras un/a manitas como para pintarlos tú, cambia los tiradores. Algo tan sencillo como esto puede dar un cambio bastante significativo a tus muebles.  

¿Cuánto cuesta la reforma de una cocina?

Ésta seguramente que será una de las primeras preguntas que nos hacemos cuando tenemos en mente cambiar o hacer una cocina nueva y también es la primera que los clientes nos hacen al contactar con nosotros. Aunque queramos dar una respuesta a esta pregunta, hay muchos factores de los cuales dependerá  el presupuesto. No es lo mismo si tu cocina es grande, si es pequeña, si haces una reforma integral o una reforma de sólo el suelo, o si haces una reforma sin obra. 

Lo que está claro que los factores que determinarán el precio de tu obra serán: 

  1. Los m2 de lo que disponga la cocina. 
  2. Si va a ser una reforma integral o sólo azulejos y suelo. 
  3. Si va a ser una reforma con obra o sin obra (con materiales vinílicos y pintura).
  4. El tipo de azulejo. 
  5. El tipo de muebles (si lleva accesorios, columnas, tipo de puertas…).
  6. La encimera. 
  7. El precio de la mano de obra de los albañiles y/o carpinteros. 

Ante todo, lo principal a la hora de realizar la reforma para tu cocina es que elijas a buenos profesionales que te asesoren y con la mejor profesionalidad y confianza. En Reformas Rondera estamos a tu disposición para asesorarte en todo el proceso y ayudarte a conseguir la cocina de tus sueños.