La etiqueta “inteligente” se aplica a algunos objetos de nuestra vida analógica a veces con demasiada facilidad, pero es innegable que los dispositivos inteligentes no es que sean el futuro, es que son el presente.

Sin embargo, dentro de este mundo analógico que aún forma parte inevitable de nuestros días, una parte importante que se resiste a desaparecer son las cerraduras clásicas, las de llave en mano.

No obstante, las cerraduras inteligentes han irrumpido en el mercado y ya no hay marcha atrás. Empieza a ser un dilema elegir entre las opciones más populares: las de marcas reconocidas como Samsung o Yale, las biométricas, las “invisibles”, las de teclado mecánico, las motorizadas, las que tienen la mejor app móvil…

Y vamos a ayudarte a que tomes la mejor decisión sobre qué cerradura inteligente escoger con este artículo.

Consideraciones previas

Debes tener en cuenta un par de cosas antes siquiera de decidir cuál es la cerradura que mejor se adapta a ti.

  • Necesitas conocer las dimensiones de la puerta donde vas a instalar la futura cerradura. Sobre todo el grosor, pero también la forma alrededor de la zona donde se acoplará. Aunque las cerraduras suelen tener dimensiones “universales”, no está de más que sepas este dato para no encontrarte con sorpresas después.
  • Es muy aconsejable que tengas bastante claro la tecnología que quieres o no quieres para la cerradura. Aunque a continuación vamos a ver los pros y contras de todas ellas, puede que sepas que no quieres en absoluto una cerradura con teclado físico por determinados motivos, así que es la primera gran criba que te ahorrará tiempo (salvo que te hagamos cambiar de opinión sobre la tecnología en cuestión).

Tipo de Tecnología

Electrónicas

Las cerraduras dependen exclusivamente de tecnología digital e inalámbrica. No podrás recurrir a ninguna solución analógica. Hay a quien esta solución le da un poco de vértigo.

Híbridas

Aunque presentan soluciones digitales inteligentes, todavía están dotadas de un mecanismo tradicional como medida extra de seguridad o alternativa frente a los fallos.

Tipo de Apertura

Las cerraduras inteligentes pueden soportar una o varias de estas tecnologías:

  • Con tarjeta: les acompaña una tarjeta que puedes codificar con un número único, como hacen en los hoteles. Se suelen usar en combinación con un código extra para mayor seguridad. Si la tarjeta se daña o se pierde puedes ver comprometida la seguridad muy fácilmente.
  • Código numérico: la apertura más popular salvo que la cerradura no incluya teclado de ningún tipo. Siempre tiene la desventaja de que si es la única medida de seguridad de la cerradura estás expuesto a que alguien visualice tu código mientras lo introduces, por eso lo normal es usarlo en combinación con otras opciones (tarjeta, app móvil, biometría, bluetooth, wifi, etcétera).
  • Biométricas: al igual que los smartphones, la tecnología de identificación biométrica hace tiempo que llegó a las cerraduras. Se basan en que para desbloquearlas necesitan de la lectura de tu huella dactilar, iris, formas únicas de tu rostro, o tono de voz. Son de elevado coste y tienden a ser imprecisas, quizá por ello no son muy aconsejables para un uso doméstico donde tendrás que abrir y cerrar la puerta con frecuencia, además de realizar una considerable inversión.
  • Bluetooth: esta tecnología, omnipresente en prácticamente todos los dispositivos electrónicos de hoy día, también está en las cerraduras. Se sincroniza con una aplicación en tu smartphone y bajo el escenario ideal te abrirá la puerta automáticamente por proximidad. La realidad es que su funcionamiento todavía es muy errático y está sucumbiendo ante otro protocolo inalámbrico más maduro y que tiene todas las papeletas para convertirse en el rey del mercado. A su favor: son de las más baratas (aunque a costa de eliminar la función de apertura por proximidad).
  • WiFi: es el presente y el futuro de las cerraduras. Además de ofrecer todas las posibilidades de apertura del Bluetooth, también permiten el acceso remoto a la cerradura (ya que todo dispositivo hoy día está conectado a internet vía WiFi), guardar un historial de las aperturas y cierres, mayor integración con los smartphones y seguridad mejorada. En su contra: aún son muy caras.

Modelos Populares

Nos vemos casi en la obligación de exponer aquí algunos de los modelos más populares para ejemplificar el uso que hacen de la tecnología y destapar algunos pros y contras que no se están comentando en otras páginas quizá por intereses comerciales.

August Smart Lock (Tercera Generación)

Esta cerradura es probablemente la más bonita y minimalista del mercado y encontrarás que es recomendada frecuentemente. El aspecto exterior y el tamaño son impresionantes. Además es firme y la construcción es de mucha calidad.  Pero ahí quedan los puntos más fuertes de un dispositivo de seguridad supuestamente inteligente.

Por contra, aunque soporta aplicaciones compatibles con WiFi, numerosos usuarios han reportado problemas de usabilidad con casi todas ellas a pesar de que tiene buena cobertura. En concreto con Google Home, cuyo uso es prácticamente ensayo y error constante, con reconocimiento de voz inexistente (incluso en inglés, mejor no tentar a la suerte con el español).

Si aún puede hacerse algo usando WiFi, con bluetooth directamente es mejor ni intentarlo.

Samsung SHS-2920 EX

En este mercado Samsung demuestra una vez más por qué es un referente en casi cualquier tipo de solución tecnológica. Líder indiscutible de este tipo de cerraduras en Corea (allí lo normal es que las cerraduras sean electrónicas y no analógicas), este es uno de los modelos más populares ayudado por un precio económico para lo que ofrece.

Sin embargo, no está exento de algunos problemas, como que algunos packs no incluyan manual en inglés o español (solo coreano), o que la tarjeta de seguridad, usada como complemento del código de acceso, suele fallar habitualmente.

Asegúrate de que no hay huecos en tu puerta que pudieran dificultar la instalación antes de taladrar y compra siempre con posibilidad de devolución sin pedir explicaciones.

Nuki Combo 2.0

Este dispositivo, a medio camino entre una cerradura y una caja fuerte inteligente, lo que hace es instalarse entre tu cerradura analógica ya en uso y la llave que la abre.

De esta forma, tú lo que controlas de forma remota es el mecanismo que hace girar la llave (que queda oculta) a tu conveniencia para abrir la puerta, pero la apertura real sigue siendo analógica.

Como puntos fuertes, la instalación es sencilla y no necesita siquiera de taladros, soporta Homekit de Apple, y te permite abrir la puerta remotamente a alguien.

En su contra: no es especialmente barata, cuesta como otras soluciones 100% digitales y hay quien la encuentra poco intuitiva de utilizar y endeble, no muy segura.

Nest X Yale

Otra de las grandes marcas en el mercado es Yale. Con este modelo se ha situado como la mejor solución si vas a usar Google Home para gestionar tus cerraduras.

Se trata de un pequeño panel digital numérico en el exterior, muy minimalista, y una cara interior con un visible pestillo analógico.

Permite acceso remoto, historial y bloqueo automático. Buenos materiales, buena apariencia, facilidad de uso y fiabilidad.

En su contra: la instalación no es nada sencilla y las instrucciones que la acompañan no ayudan en absoluto. Su precio no es asequible.